martes, 2 de septiembre de 2014

Dias Medievais en Castro Marim

¡Hola!
Hoy os traigo una entrada cargada de historia: los Dias Medievais de Castro Marim en Portugal. Castro Marim es un pueblo costero de Portugal, situado a escasos metros de Vila Real de Santo Antonio, otro de los pueblos pertenecientes a Faro situados dentro del famoso Algarve. En los cuatro días que duran los Dias Medievais de esta localidad se suceden multitud de actividades y espectáculos que ambientan la zona del castillo y la fortaleza donde se desarrollan los festejos.






Castro Marim es uno de los pueblos más antiguos del sur de Portugal que en pleno siglo XIII obtuvo la denominación jurídica de Fuero, que otorgaba el rey, el señor de esas tierras o el propio concelho* (como es el caso de Castro Marim) para regular la vida local de la zona. El Fuero es, a grosso modo, una especie de constitución que reunía las normas, privilegios y deberes de los pobladores del lugar y que contribuía al correcto funcionamiento de la localidad en esos tiempos.

¿Qué tiene de especial Castro Marim?

En el siglo XIV fue sede de la Orden de Cristo, una orden militar portuguesa descendiente de los Templarios que estuvieron por la zona y que usaron el castillo como fortaleza. Los caballeros de la Orden del Temple ayudaron a los portugueses en tiempos de la reconquista y en agradecimiento, dejaron a su cuidado y protección algunos pequeños núcleos de población como Castro Marim.


¿Por qué se celebran los Dias Medievais?



Sirven principalmente para volver en el tiempo a esos días de esplendor de la Alta Edad Media lusitana. Los Dias Medievais están tan bien ambientados que parece que estás viendo una película basada en esa época. Se celebran la última semana de Agosto, que este año 2014 son del 28 al 31. El año pasado los días variaron un poco y la feria medieval fue antes.


¿Qué ver en los Dias Medievais de Castro Marim?

Durante los cuatro días que duran las fiestas, la zona de alrededor del castillo de Castro Marim es una larga hilera de puestos de artesanía castellana, mozárabe y oriental, junto a puestos de comidas y productos naturales. Disfruta del dulce sabor de un Crepe, bebe el hidromiel de los dioses vikingos, pegale un buen mordisco a un suculento kebab acompañado de un suave té moruno. ¿Te apetece un dulce? ¿Qué tal algunas chucherías? En Castro Marim encontrarás de todo.














El espacio entre los tenderetes se convierte en la pasarela perfecta para ver a damas, caballeros, juglares y pasacalles de lo más variopintos amenizar las horas de compras, degustaciones o viendo los espectáculos. Son muchas las asociaciones de recreación histórica las que se unen para dar más veracidad a todo el ambiente medieval. 

Una de ellas, es la asociación onubense Alota del Tinto de la que forma parte una antigua compañera de estudios y que se dedican a recorrer las ferias medievales que abarcan el calendario en el territorio nacional e internacional. 



















Un puesto con objetos de tocador árabe
Principalmente, frascos para aceites, lociones y esencias de perfume.

 Foto detalle de una talla de buda de gran tamaño. Ideal para decorar una estancia zen o nuestro salón de estética.














Un de los puestos de tatuajes con Henna. Esta artesana, al finalizar cada dibujo con pasmosa rapidez, espolvoreaba purpurina sobre todo el diseño para darle un toque muy especial y mágico.


Si asciendes al castillo, pagando previa entrada de 6 € con la que te obsequian de un vaso de barro, accedes a más espectáculos y exhibiciones, con puestos de comida y otros tantos puestos de artesanía. 



Desfile final del Torneo Medieval a Caballo, por el Escuadrón de Caballería de la Guardia Nacional Republicana de Alentejo y Algarve. Esta demostración reproducía de forma muy fidedigna como se desarrollaban todos los actos del típico torneo medieval. ¡Una experiencia impresionante!

Este vaso es necesario en determinados puestos de comida, ya que es en él donde sirven las bebidas si nos entra el gusanillo. El olor a carne a la brasa, a verduras asadas y a pescado encurtido inunda todo el castillo. Cada puesto de comida consta de tablas a modo de mesas y alpacas de paja como asientos. Otro punto a tener en cuenta en el cuidado al detalle que ponen año tras año para estas fiestas. ¡Ya llevan 17 ediciones!

Lo que no debes perderte por nada en el mundo es el Banquete Medieval que se celebra en el castillo a la luz de las antorchas, y en el que es imprescindible ¡hacer reserva! Revivirás las escenas de las películas en las que los banquetes estaban a la orden del día repletos de suculentos platos y amenizados con cantos y toques de guitarra clásica. Otra de las cosas a tener en cuenta, son los continuos desfiles de asociaciones de recreación histórica, teatros y exhibiciones de torneos y justas, tal y como se celebraban en pleno siglo XIII.


Además, Castro Marim comparte con el pueblo onubense de Cortegana, la ruta de las ferias medievales pues justo a la entrada del castillo figura el escudo del pueblo a modo de hermanamiento entre lugares medievales.

Recomendaciones a tener en cuenta.
  • Imprescindible llevar ropa y calzado cómodo. Vais a andar mucho.
  • Llevad en una mochila abundante agua fresca, gafas de sol, un sombrero o gorra y loción antimosquitos. 
  • Para ver todos los puestos con tranquilidad, hay que ir temprano. Alrededor de las cinco o seis de la tarde según apriete el calor.
  • Para entrar al castillo, es necesario pagar entrada. 
Hasta aquí en post de hoy¡ Espero que te haya gustado y no te olvides comentar¡

¿Has ido a alguna feria medieval? ¿Conocías la de Castro Marim?

Nos vemos en el siguiente post. 

5 comentarios:

  1. ¿Te quieres creer que nunca me he llegado a las ferias medievales ni al propio pueblo? ¡Y mira que paso veces por delante para ir a Vilareal! jajaja

    Me ha encantado, al igual que todo lo que tiene que ver con la historia :)

    Un besito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja, pues muy mal hecho, y la promoción de la feria y del pueblo por ti misma? un poco de turismo de mas nunca viene mal jeje. Asi que te animo a que vayas a la tuya y nos contagies la curiosidad por tu feria medieval. un besito guapa

      Eliminar
  2. Recomiendo a todo el mundo que al menos una vez hagan acto de presencia en dicha feria, no tiene nada que ver con las ferias medievales españolas, por lo menos a mi me ha encantado, ya es el 2º año que voy, por eso este año me lleve a mi amiga Esperanza, ademas de ir a ver a una amiga que tenemos en comun y que actuaba en dicha fiesta, con su grupo de teatro en el pasacalles y dentro del castillo. El año que viene me volvere a apuntar si puedeo evidentemente. Carmen Carmen

    ResponderEliminar
  3. Yo tampoco he ido nunca, y también he pasado decenas de veces por delante de Castro Marim. Me lo apunto para el verano que viene sin falta. Y al que no faltaré es al que se celebra la semana que viene en el pueblo en el que vivo, Aljaraque (Huelva). No es tan expectacular, pero va creciendo año a año. Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No tiene desperdicio ninguno. eso si, ve con calzado muy comodo, la subida al castillo tiene un empedrado de padre y señor mio. y con el antimosquitos en la mano. Pican como moscones¡ es una feria preciosa y con infinidad de puestos. Seguro que la tuya, al igual que la de muchos pueblos irá mejorando año a año y la iras viendo mas bonita. Un saludo

      Eliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...