viernes, 20 de noviembre de 2015

CLOSET CODE: Tips para comprar bien en las rebajas







¡Hola a todos!

Las rebajas de invierno están a la orden del día y ahora es el mejor momento para comprar básicos imprescindible de verano. Lo que lees, es ahora cuando algunas prendas punteras de la temporada tienen un precio de chiste, ¡y es cuando se deben comprar!. Eso no quita que no compres cosas de otoño e invierno, estuviera bueno que no lo hicieras.

Leemos rebajas y nuestra cara se ilumina con ese brillito de enamorada y recordamos el sonido del soniquete de una caja registradora. Aplaudimos entusiasmadas, pegamos brincos de alegría y nos pican las manos por comprar, comprar, comprar.

Peeero antes de salir pitando a esa tienda a la que le tienes echado el ojo es recomendable que te tomes un momento de reflexión y pienses en las W-questions:

What...? ¿Qué quieres comprar?
Where...? ¿Dónde quieres ir?
How...? ¿Cuánto te quieres gastar?
When...? ¿Cuándo quieres ir a comprar?
y sobretodo Who...? ¿Quién o con quién irás?

Todas las preguntas las vamos a responder ahora mismo, así que estate muy atenta/o a estos consejos.

  1. Haz una visita a tu armario.
    Después de hacer la criba de ropa que ya no quieres y has decidido añadir cosas nuevas para actualizar tu estilo, piensa qué es lo que te hace falta. Tómate tu tiempo. Si es necesario, saca toda la ropa de tu armario y analízala una segunda vez después de esta criba. Si no lo tienes claro puedes volver a leer el esquema de selección de otro post (+).
  2. Haz una lista de lo que necesitas.
    Te ayudará a focalizar tu compra y no dejarte llevar por los impulsos. Básicamente es como hacer la compra con el estómago lleno.
  3. Ir con un presupuesto para ropa, zapatos y complementos. Dentro de este presupuesto anota en la lista el límite de gasto por cada prenda. Un ejemplo: "los pantalones los compro desde 1€ hasta 8 - 10€ máximo". Cuanto más estires tu presupuesto más prendas podrás conseguir. Tampoco tienes que comprar ése mismo día todo lo que te hace falta de golpe.
  4. Lo más barato que debes pagar son básicos.
    Camisetas, ropa interior y pijamas. Es lo que más se usa, y antes se desgasta. Es por lo que menos precio debes pagar.
  5. Aprovecha los percheros o mesas con ofertas.
    Aunque solo veas a simple vista un montón de ropa desordenada y amontonada no hay nada más excitante que buscar esa pieza por un gran precio. Aquí es importante que tengas 20 ojos a examinar la ropa. Un área de reabajas puede ser sinónimo de "Zona de desperfectos". Un ejemplo fue Una vez en el Shana del centro comercial Los Arcos de Sevilla que hubo prendas por 1.99€ y busqué y encontré prendas muy interesantes. Afortunadamente las prendas están en perfecto estado.
  6. Pruébate varias tallas.
    No todos los fabricantes tienen el mismo patrón. Algo que suelo hacer yo es llevarme de cada prenda la talla L o la XL y la 42 - 44, incluso una 46. Y es que según ciertas tiendas de Don Amancio Ortega, la 42 casi puedo colgármela en una oreja porque no me la puedo subir de la rodilla. En el probador haz gestos que harías normalmente (ponerte en cuclillas, saltar, levantar las rodillas...) porque evitarás que se te pueda romper la ropa una vez comprada y si te pasa en la tienda, siempre se puede quedar en el probador.
  7. Pruébate todo una segunda vez en casa. Podrás hacerlo con calma, sin la presión de media cuidad dentro de la tienda y llena de agobios. Y si algo no te está bien, tendrás una excusa para volver y encontrar otras cosas en las que invertir.
  8. Ve en esas horas en las que no entre nadie.
    Coincide con la hora de apertura, comida o cuando gran parte de la gente aprovecha para ver una película de estreno. La tienda está para ti sola. Otra cosa a tener en cuenta es hacer una ruta por la tienda para no ir de un lado a otro. Acabarías cansándote y sin comprar nada.
  9. No desaproveches prendas atemporales y de estampados especiales. Algunos serán piezas must have que te harán quedar bien en cualquier momento.
  10. No descartes tiendas de ropa cara.
    Hablo de tiendas como Menbur, Parfois, Misako, Day a Day o Uterqüe. Siempre tienen cosas en rebajas en las que merece la pena invertir. Aprovecha fechas especiales o que hayas ahorrado algo de dinero para darte el capricho.
  11. No descartes tiendas de ropa online.
    Es raro aquella tienda que no tenga opción para comprar por internet así que aprovecha esa tarde de pereza absoluta, ponte tu pijama y ten a mano tu taza de bebida preferida y a buscar chollos. Seguro que en la que estés buscando puedes decir que el pedido te lo manden a la tienda física más cercana. Otras, al ser más internacionales como Sammydress, Romwe o Sheinside por nombrarte las más conocidas, por no decir que son calcos las unas de las otras y lo único que varía es el precio por una misma prenda, el consejo más sensato es que SIEMPRE te pidas una talla mayor a la que normalmente usas. El tallaje asiático suele ser más pequeño que el europeo. 
  12. No descartes Una mañana de mercadillo.
    Ni una feria de algún pueblo y coincida que pongan uno. En los mercadillos encuentras auténticas ofertas e imitaciones de tiendas por las que podrías pagar el doble.
  13. Más vale sola que mal acompañada.
    Cuando vayas con la intención de llevarte tienda y media NO lo hagas con amigas. Influirán en tus decisiones y puede que en tu presupuesto cerrado. Solo se acepta la compañía de una amiga si te va a ayudar y te asesora. Contando que esa amiga en concreto tenga buen gusto y conozca tu estilo.
  14. Ve sencilla y cómoda, SIN MAQUILLAR y con un bolso pequeño.
    Vas con la firme intención de probarte una indecente cantidad de ropa y cuanto más ligerita vayas mejor. Zapatos fáciles de quitar, sin cordones. Sin maquillar porque ODIO SOBERANAMENTE probarme ropa manchada de rimel, base de maquillaje o labial rojo. Y con un bolso pequeño para llevar lo indispensable para la árdua supervivencia al día de shopping. ¿Por qué? pues porque vas a mirar muchas prendas y necesitarás las manos libres. Eso sí, todo controladito que hay mucho mangante suelto.
  15. Bien vestida para ir a ver tiendas con las amigas.
    Es una buena excusa para estar juntas y dar un paseo e intercalar una charla amena delante de un buen café y un pastelito. Así puedes aprovechar para echar una ojeada a tus tiendas favoritas.
Este video divertidisimo de Visto Bueno resume muy bien algunos de los puntos de mi lista.



Hasta aquí la entrada de hoy. Es un poco largo pero seguro que usas más de uno de los trucos tanto de la lista como del vídeo. Espero que te guste esta entrada y que disfrutes de unas rebajas en condiciones.

¡Hasta el siguiente post!
Image and video hosting by TinyPic

2 comentarios:

  1. Wowwww qué gran lista! Me quedo con un punto fundamental: saltar, brincar,...hacer todo lo que sea en el probador para asegurarnos que la talla de pantalón es la correcta :) Y por supuesto, también odio la ropa manchada de maquillaje! Un besito

    ResponderEliminar
  2. He intentado por todos los medios ser muy breve, pero la chica del video me gana. Algunas se repiten en otras, pero con distintas cosas. Me encanta que odies algunas cosas como yo. No se puede ir de rebajas a gusto. Un besote

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...